top of page

Tres Formas de Llevar las Finanzas en Pareja


La planificación suele ser la clave de una vida financiera tranquila y organizada. Sin planificación, las parejas pueden encontrarse fácilmente en conflicto por cuestiones de dinero, algo que nadie quiere!. Aprender a gestionar correctamente las finanzas del hogar en pareja puede ser lo que le traiga armonía a la relación.


Llegar a un consenso entre tú y tu pareja no tiene por qué ser una hazaña imposible, con la orientación adecuada, hay formas de que ambos se unan en armonía.


Aquí te cuento 3 claves para la gestión del dinero en pareja.


Método Proporcional:

La gestión del dinero no siempre es fácil, pero el método proporcional puede ser un salvavidas para las parejas. Tomemos la situación de Amy y lucas: con ingresos de RD$20,000 y 35,000 respectivamente y que suman RD$55K; entre los dos, pueden asignar sus gastos basándose en esas proporciones; así que si hay facturas mensuales de hasta 20 mil en total, ¡el 64% recaerá en Amy mientras que el 36% será para Lucas! Es una manera de asegurarse de que las contribuciones de ambos se presupuesten correctamente.


Contribución Bruta:

El método de contribución bruta es la forma más común de dividir los gastos entre las partes; es simple, directo y equitativo: No importa quién gane más o menos ingresos, todos pagan una parte igual.


Combinación Completa:

¡Haga de las finanzas un esfuerzo de equipo con el método de la combinación completa! Esta estrategia bancaria conjunta agrupa los ingresos de ambas partes en una cuenta compartida, cubriendo todos los gastos desde esa misma fuente de fondos. Para rematar y hacer que esta asociación sea realmente cohesiva, incluso las tarjetas de crédito son propiedad de ambos individuos, independientemente de las discrepancias de ingresos.


Por otro lado, para que tus finanzas y tu relación sigan en sintonía, es hora de sincronizar las prioridades con tu compañera/o y tu. Sigue estos sencillos pasos uno a uno para dominar la gestión del dinero juntos, la cual puede ayudarte a alcanzar los objetivos en conjunto.


Identifica los gastos:

Es una parte crucial de cualquier relación priorizar los gastos juntos. Siéntate con tu pareja y elabora listas en las que se destaquen los gastos más importantes, tanto a nivel individual como en equipo. Si afinan estas ideas, asegúrese de centrarse en las cosas correctas, estableciendo una situación óptima para la estabilidad financiera en pareja.


Identificación de los ingresos:

Pensar en tus ingresos y en los de tu compañera/o es una buena manera de asegurarte de que tienes capacidad para afrontar gastos mayores. Para empezar, quien gane más dinero puede asumir mayores gastos: ¡vale la pena explorar esta opción!


Cuántos gastos personales asume cada quien:

A la hora de elaborar un presupuesto, no sólo hay que tener en cuenta los gastos habituales de la casa, como la comida y el alquiler, sino también los gastos personales. Desde las facturas de teléfono hasta las aficiones o los viajes con amigos, es necesario un sistema equilibrado que tenga en cuenta tanto las necesidades financieras conjuntas como las individuales. Con un poco de discusión (¡y compromiso!) entre cada uno, sobre lo que más importa en cada área de gasto, lograr el éxito es totalmente posible.


Distribución de los gastos:

Gestionar un hogar es algo más que presupuestar los gastos, también se trata de reconocer y honrar las contribuciones de cada miembro. Para que todos se sientan respetados, la mejor manera de asignar los pagos es repartirlos equitativamente entre cada persona. Esto garantizará que cada uno en la casa pueda contribuir con su parte justa y beneficiarse de la estabilidad financiera en el hogar.


Cuánto deben ahorrar:

Para las parejas que desean invertir en su futuro a largo plazo, es esencial reservar una parte de sus ingresos para el ahorro, tanto si sueñan con un nido para la jubilación como si desean tener seguridad financiera para comprar un coche o una casa, conseguir ese equilibrio perfecto entre gastos e ingresos puede marcar la diferencia. Así que empieza a planificar hoy mismo: guarda algo pequeño cada mes para que, cuando llegue el momento, estés preparado.


Independientemente del orden que sigas, poner en práctica estos pasos te ayudará a asegurarte de que los gastos entre tú y tu compañera/o se gestionan de forma eficiente. Con un presupuesto adecuado, será más fácil evitar el estrés por cuestiones de dinero, lo que supone una gran ventaja para cualquier relación Por muy maravilloso que parezca, la elaboración de un plan financiero fluido requiere tiempo y esfuerzo, pero con el compromiso de ambas partes se puede llegar fácilmente a un acuerdo que garantice que todas las facturas se paguen a tiempo y que también tengan margen de maniobra.

Si tú y tu pareja quieren crecer como equipo financieramente, abrir una Cuenta de Ahorro en conjunto en CoopDiversa es un punto de partida ideal, no sólo ayudará a reforzar la comunicación entre ambos, sino que también fomentará la confianza y el emprendimiento del fondo común de la relacion ¡elementos esenciales para el éxito!


6 visualizaciones0 comentarios

Comentários


bottom of page