top of page

Rumbo Hacia La Orbita del Ahorro!

Actualizado: 27 ago 2022


Todos crecemos pensando que cuando seamos adultos, las cosas sucederán automáticamente. Ya sabes: ¿tener un buen coche y una casa propia? Tener hijos con el hombre/mujer de tus sueños mientras trabajas en dos empleos para poder proporcionarles todo lo que necesitan para su larga vida por delante... Pero la edad adulta es incómodamente flexible: si no lo era antes, más adelante puede aparecer algún otro obstáculo que nos recuerde el poco control que tenemos sobre nuestro futuro en este mundo actual (¡aunque no te preocupes!). Así que vuelvo a decir que hay que reservar un tiempo cada semana o cada mes en el que nada se interponga entre tú y tus finanzas.


La travesía hacia tus metas puede ser difícil sin un destino firme. Necesitas algo que te mantenga centrado e interesado, como el fitness o la educación, por ejemplo Tenlo claro desde el principio: ¿Qué quieres tú? Por muy buena que sea una oferta (o no), si no sabemos cuál es nuestra intención, no hay forma de que los demás la conozcan, lo que significa que este proceso debería empezar por nosotros antes de que ocurra otra cosa.

"Definir bien las decisiones intencionadas conducen a vidas más felices"


Por eso queremos que empieces a ahorrar ya! Y sabemos que para ello es fundamental que conozcas bien tu contexto financiero y tus objetivos, por lo que hemos elaborado esta guía en la que se puedes determinar tanto los gastos primarios como los secundarios. Y a partir de aquí sigue estos pasos necesarios para alcanzar tus sueños.

Crea meta de Ahorro

Desde el punto de vista financiero, hay muchas incertidumbres en el mundo actual. No estamos seguros de si nos renovarán el contrato o de si los clientes volverán a demandar nuestros servicios, y por eso vale la pena tener un colchón de emergencia para estos momentos.

Ahorrar es una decisión consciente de apartar el dinero y no gastarlo. Es difícil, pero eso no hace que el ahorro sea menos valioso que cualquier otra cosa en la vida.

Tal vez pienses que es difícil ahorrar el salario de un año, pero tengo lo que necesitas. Es posible con un poco de planificación y disciplina; ¡lo único que necesitamos ahora son esos objetivos!

¿Cómo cambiaría tu vida si, en lugar de eso, cada sueldo se invirtiera en un fondo de emergencia o en una cuenta de jubilación? Te sentirías más preparado ante los gastos inesperados porque esto nos da la tranquilidad de saber que siempre habrá algo que saldrá dentro de unos meses, así que no importa lo que ocurra hoy/hoy, aligera tu vida.

Invierte en aquello que estás dispuesto a perder

¿Por qué no invertir en una cooperativa? Es posible que pueda obtener tipos de interés más altos que los de un banco. Una buena manera de hacerlo es mirar qué estructuras de tipos de interés están disponibles para los inversionistas, ¡no hay riesgo alguno! pues precisamente lo que buscan estas microempresas es estimular la inversión.

Es un error común pensar que nunca hay que guardar los fondos en el banco. ¡Sin embargo, cuando se trata de cuentas de ahorro o depósitos a plazo fijo, hay otras empresas en las que estas herramientas realmente ayudan a crecer y protegen su dinero de pérdidas a través de comisiones como los recortes de los tipos de interés por parte de los bancos con acceso a tipos de ventanilla más baratos en los préstamos que luego pasan a los consumidores como ofertas introductorias súper bajas antes de aumentar sus propios tipos de cambio de nuevo más tarde!

La clave para invertir de forma inteligente es empezar con poco y diversificar las inversiones. Si tuvieras todo tu dinero en un solo activo que se desploma, ¡sería un gran problema para tus finanzas!

¿Cuáles son los diferentes tipos de ahorros?

Una de las partes más importantes del ahorro es saber qué se quiere conseguir con él. Hay muchas formas diferentes de utilizar los ahorros, ya sea para comprar un coche o una casa durante la jubilación, y cada tipo de inversión tiene su propio plazo de tiempo, así que asegúrate de que el tuyo coincide. Aquí te presentamos los tipos de ahorros que hay, para que vayas tomando nota de cuál sea más adecuado para ti.

Según tus objetivos

Todos sabemos que las emergencias pueden ocurrir en cualquier momento. Es importante tener una cuenta de ahorros por si acaso, ¡y para eso están los fondos de emergencia! Los ahorros de emergencia deben ser una cantidad de dinero que no toques a menos que haya algo realmente malo con tus ingresos o situación financiera; por ejemplo, el valor de seis meses para no necesitar otro préstamo de nadie de inmediato mientras intentas encontrar nuevas oportunidades de empleo.

Ahorro para la jubilación

Quizá le sorprenda saber que la mejor manera de ahorrar para la jubilación es ahorrar un poco de vez en cuando; al igual que con sus gastos mensuales habituales, este hábito le ayudará a tener más dinero a los 65 años que si no lo hiciera. Mucha gente no piensa en sus futuros años dorados hasta que ya está en la pobreza o casi en la pobreza porque la vida parece muy incierta hoy en día, pero hay formas de evitar todas esas molestas preocupaciones una vez que sabemos lo que más importa: Tener un plan de pensiones patrocinado por el empleador (que cubre el 75% de la pensión).

Ahorro con objetivo definido

El ahorro es la mejor manera de alcanzar tus objetivos financieros. Por ejemplo, si quieres una casa o un coche en un futuro próximo pero aún no tienes suficiente dinero ahorrado, considera la posibilidad de ahorrar para estos artículos a crédito en lugar de recibir un costoso pago inicial sorpresa más adelante, cuando llegue el momento de comprarlos. Un poco de preparación puede ser muy útil para asegurarse de que todos los aspectos están cubiertos antes de comprar algo grande como una vivienda o un coche.

Tipos de ahorro según el tiempo

El ahorro es una parte vital de la creación de riqueza. La forma de ahorrar y el momento de hacerlo dependerá de sus objetivos a largo plazo, pero hay tres tipos básicos que la mayoría de la gente debe conocer: El ahorro a corto plazo (fondos reservados hoy), el ahorro a medio plazo (fijado para el año que viene) y las cuentas de ahorro a largo plazo, que podrían no entrar en juego hasta después de la jubilación.

Corto plazo

¿Conoces esa sensación cuando estás corto de dinero y necesitas ahorrar para algo grande? Eso es lo que llamamos "corto plazo". Si tu objetivo es inferior o igual a un año, puede ser cualquier cosa: Unas vacaciones; la compra de uno o varios coches; la obtención de un título universitario, ¡incluso casarse!

Mediano plazo

El medio plazo es una buena manera de ahorrar dinero, especialmente si va a pasar un tiempo antes de que los fondos sean necesarios. Necesitas organización y planificación para no tocar esas ganancias hasta después de haberlas invertido o gastado en otra cosa.

Largo plazo

La idea de ahorrar a largo plazo suele asociarse a la jubilación o al pago de deudas. Sin embargo, si quieres alcanzar cualquier objetivo en más de cinco años, es importante que tus ahorros sean constantes y pacientes, porque este tipo de financiación requiere tiempo, ¡y no una gran explosión!

¿Con cual plazo te adecuas mejor?

Tu también puedes ahorrar para tu futuro. Hay muchas cosas que hay que tener en cuenta a la hora de empezar a ahorrar y no se trata sólo de la cantidad de dinero que habrá finalmente: ¡También depende de los objetivos o sueños que queramos que persigan nuestros billetes de inversión!. Si crear tu primera Cuenta de Ahorro suena fabuloso, conecta con nosotros en CoopDiversa porque como expertos sabemos exactamente cual es la visión del camino de las finanzas y el cooperativismo desde el principio y el cual también compartimos contigo. Esta práctica te ayudará a establecer objetivos y a hacer un seguimiento de tu progreso, para que puedas estar al tanto de tus ahorros. ¿Qué estás esperando? ¡Empieza a ahorrar hoy mismo!




18 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page